CAMBIAR MEMORIA POR CREATIVIDAD

La nueva educación y sus necesidades

Debemos contar con herramientas adecuadas para el tiempo actual y futuro.

La innovación y la creatividad deben estar presentes dado que estamos en un proceso acelerado de cambios en el que hay que buscar (y encontrar) nuevos enfoques para vivir en este mundo dinámico y complejo. Se requieren nuevas propuestas de solución a los problemas y se pueden y deben encontrar si trabajamos multidisciplinariamente.

La riqueza se incrementa al organizar recursos y habilidades para que el trabajo sea capaz de generar valor en bienes o servicios que satisfagan las necesidades de la gente. Hay que incrementar la productividad del trabajo. Las tecnologías digitales, los servicios de telecomunicaciones, las redes y las plataformas de Internet contribuyen para que muchos trabajos sean más productivos. 

El año 2020 fue aleccionador y nos permitió constatar -con la llegada de una horrible pandemia- la importancia de la digitalización y de la conectividad que se convirtió en esencial. Detallarlo sería reiterativo, hemos vivenciado las lecciones.

Hoy, en las bases de las sociedades digitales avanzadas está la educación y dentro de ella el desarrollo de talento para el uso, apropiación y desarrollo de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC). 

Para aprovechar las oportunidades de la revolución digital y elevar las condiciones sociales se requiere invertir en educación y de modo particular en el desarrollo de las habilidades digitales que requieren los trabajos (presentes y futuros), las destrezas para desempeñarlos de forma correcta y el conocimiento efectivo para interactuar en y con el ambiente cambiante.

La educación fomenta las capacidades y competencias básicas que requiere la sociedad de la información (habilitada por las TIC), promoviendo actividades en pos de asegurar la mejora continua de la calidad de vida, empleando tecnologías adecuadas para su desarrollo.

Este nuevo modelo educativo desplaza el aprendizaje memorístico y adopta la creatividad. Proporciona una educación personalizada basada en las tecnologías. Forma y perfecciona talentos para el uso y desarrollo de las tecnologías presentes y futuras. Impulsa un aprendizaje activo, donde se acompaña a los estudiantes para que ellos sean los protagonistas de su aprendizaje. 

Este viaje comienza con preguntas que conllevan a buscar los intereses, gustos y/o necesidades de los estudiantes (pequeños o grandes, formales o informales)

Diversas industrias y sectores estratégicos deben estar consustanciados con las Tecnologías de la Información (dispositivos móviles, Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas, Nube…). Por ello, es necesario no quedarse atrás en satisfacer las necesidades que demanda la sociedad, contribuyendo a la formación digital y al desarrollo de competencias en esa área, combinando la inmersión en estas tecnologías y redes con el aprendizaje de su uso responsable.

Algunas sociedades han comprendido las implicaciones de la transformación digital. El dinamismo de las mismas se explica sobre la base del aumento de las inversiones en investigación y desarrollo en aquellos sectores donde se incrementa la producción y se sustenta la economía mundial para dar respuesta a los mercados globales, pero también a las necesidades de cada una de las personas en lo individual.

Dichas sociedades han decidido invertir en tecnología, talento y en competencias, que se convirtieron en pilares del desarrollo y que promueven la capacitación continua y la adquisición de habilidades, como lo son el trabajo en equipo, la capacidad de dialogar, generar ideas que puedan ser llevadas a la práctica y a la solución de los problemas.

Hay quienes confunden la enseñanza de los aspectos técnicos para prepararnos hacia la digitalización (programación, robótica, etc.) con la transformación digital de la enseñanza. Lo primero trata de incluir materias actuales en la enseñanza que ciertamente es necesario, pero la transformación digital es cambiar los modelos de enseñanza asimilando para ello las tecnologías actuales (y lo que pueda venir en el futuro) ayudando a implementar metodologías colaborativas y de participación.

El nuevo modelo educativo posibilita aprender jugando, haciendo, interactuando. Viendo y viviendo el presente pero también preparándose para el futuro. Aprendiendo a aprender y haciéndolo en la convivencia con una sociedad diversa y cohesionada, deseable particularmente en la sociedad del conocimiento (como nos enseñara Peter Drucker).

Se necesita actualizar conocimientos de manera permanente y estar atentos a los que no tienen el mismo acceso a las tecnologías para evitar su marginación. Desde luego, esta mayor conectividad, digitalización y productividad tienen un fin superior: el bienestar general.

En síntesis: se requiere de capacidad para investigar información relevante y válida en diferentes contextos. Ello conlleva una formación en la que las mentes deben ser abiertas y prime la humildad intelectual.

Una sociedad digital avanzada requiere fortalecer la calidad de los recursos humanos a través de la educación, invertir en ella y en investigación para enfrentar los desafíos del futuro.

Ing. Luis Constanzo

Management y Asesor de Cooperativas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *