¿QUIEN DIJO QUE TODO ESTA PERDIDO?

Franco Cecchini, vino a ofrecer su corazón, con ideas y propuestas

Con el Lic. Franco Cecchini nos conocimos en el siglo pasado…, era gerente en COTELCAM. Es una de esas personas que ama lo que hace y sabe transmitirlo. Tiene un don que no es común: es claro y directo. Se puede coincidir o no con sus ideas, pero amerita el respeto. En esta industria no es el único orador que nos conmueve: el presidente de FECOSUR Antonio Roncoroni, junto a Horacio Martinez, el Pipi Iglesias, Ariel Graizer, Ricardo Airasca, Omar Malondra y Ariel Guarco, entre otros, integran ese grupo de personas a quienes nos gusta y disfrutamos escuchar y entrevistar.

Hoy es director en I Plan y presidente de CATIP, en cuanto a cargos o funciones; pero siempre fue igual: emprendedor, defensor de lo nacional, promovió el desarrollo de las telecomunicaciones y la igualdad de oportunidades e integración de las pequeñas localidades con todas sus comunidades incluídos sus habitantes, con los servicios que merecen.

Por ello, por la cantidad de información que nos suministró y ser tan claro lo relatado, no interrumpiremos lo que nos dijo con las preguntas. Lo textual, a continuación.

En primera persona, todo lo que nos dijo el Lic. Franco Cecchini:

LA CAMARA

CATIP nació como Cámara Argentina de Telefonía IP. A medida que se desarrolló la entidad, empezamos a trabajar más como una Cámara de Telecomunicaciones Convergentes, porque la telefonía ya era un servicio más dentro de muchos otros; todos los asociados tenían telefonía, internet, datos, data center, televisión paga, servidores… En el objeto agregamos lo de convergente, aunque en la sigla quedó CATIP.

Aúna 40 empresas asociadas y es una cámara que tiene por objeto fijar la posición en defensa de las pymes. Básicamente CATIP está conformada con emprendedores y empresas argentinas.

Si hay una diferencia entre las cooperativas y los socios de CATIP es su forma de conformación interna. Las cooperativas nacen de que los usuarios son socios y lo que nosotros tenemos son emprendedores y empresas que son socios y ponen su dinero en argentina y lo re-invierten desde hace 20 años, no aceptamos empresas dominantes en el país.”

LAS COOPERATIVAS

“La mayoría de las empresas que están en CATIP nacieron al calor de la liberación de las telecomunicaciones y tuvieron que invertir cuando ya había servicios que se estaban prestando. Siempre lo hicieron sin prebendas, sin exclusividades, sin créditos blandos, sin ventajas competitivas y supieron crecer brindando en general mejores servicios que brindaban en aquel momento los tres grandes grupos de telecomunicaciones.

La realidad es que siempre vimos con admiración a las cooperativas que existían antes de que vengan los conquistadores, las cooperativas invierten en Argentina donde nadie quería invertir y nacieron por invertir en lugares en donde ni siquiera el estado quería invertir por lo cual primero que nada mi saludo visceral a todos los cooperativistas de quienes aprendí a luchar contra los poderes y la cancha marcada.

Hoy dentro del mercado las empresas no dominantes tienen un 70 por ciento de los empleados de comunicaciones. Hoy, estas 1500 empresas de todo el sector tienen el 8 por ciento del mercado y emplean al 40% de empleos. Esto significa que las pymes y cooperativas teniendo muchísimo menos posición del mercado generan muchísimo más empleo, básicamente por su ubicación en el país o porque se utilizan y se dedican a altas tecnologías.”

EL DECRETO 690/2020

“Con respecto al DNU, en primera instancia, tengo que decir que la forma que nos cayó fue de forma sorpresiva, inconsulta e imperfecta. De todas formas la parte que nosotros creemos del lado positivo del DNU está dado en tratar de volver a la ley 27078 que es la ley del 2014 denominada Argentina Digital que fue aprobada mayoritariamente y que fue aplaudida por toda la industria, esa ley no generó revuelo y dio una gran opción de futuro para la Argentina. Se convirtió en una hermosa ley revolucionaria que permitía nuevos conceptos adecuados al desarrollo de comunicaciones que necesitábamos en nuestro país

Pero volviendo al decreto, este se divide en dos partes:, una en donde se habla del congelamiento de los precios: algo que nosotros creemos que es mínimamente razonable discutir algunas formas; no sé si es congelamiento, si es tarifa social, si es a través del desarrollo de redes, si es a través de consensos; pero sin ninguna duda en una situación de pandemia como la que tenemos y donde tantos argentinos podemos estar sufriendo por no tener una comunicación razonable me parece que es muy interesante e indispensable pensar que podemos hacer para que no haya ningún argentino sin comunicación y eso hay que verlo y hablarlo. Esto está fuera de toda discusión.

Decidir por otro lado que todos los servicios TIC sean públicos es una frase que incomoda porque le da un poder al estado que no se sabe para qué se puede usar, tanto para el bien como para el mal.

Hay que bajarle el tono de cómo queremos que sean las comunicaciones en la Argentina y eso tiene que tener adentro de la discusión al gobierno que nos tiene que decir que es lo que quiere, cuál es su objetivo, que necesitan los habitantes de la argentina. Y esa mesa tiene que tener a los dominantes porque los dominantes son parte del ecosistema y son fundamentales en el desarrollo por sus 30 años en argentina, por su capacidad de inversión pero no tenemos que olvidarnos de los 1500 emprendedores que hace más de 30,40 o 50 años invierten en todo el territorio nacional.”

NECESITAMOS LEGISLACION, NO DNU

Hay 1500 empresas que están desarrollando redes, ocupando el 100% del territorio nacional. Ese poder es la Argentina del futuro que nosotros podemos pensar, una argentina en donde converjan las empresas dominantes pero dejen crecer focos de inversión, de desarrollo, de empleo regional desarrollado en los focos productivos en donde están las minas de cobre, de oro, donde están los productos regionales, donde está el agro y abrir las puertas al futuro a través de IoT, a través de fibra; y es algo que tiene que funcionar entre todos, porque en la realidad la Argentina es un territorio muy grande con muy pocos habitantes y necesitamos de todos para que todos tengamos las mejores comunicaciones que merecemos.

Siendo servicio público se da temor a las inversiones porque genera una enorme incertidumbre. Las comunicaciones requieren de inversiones a largo plazo que necesitan de leyes, no de DNU; los mercados a largo plazo necesitan leyes, reitero.

Y si una cooperativa quiere invertir tiene que saber y estar seguro que en diez años no cambian las condiciones y para eso nada mejor que una ley y eso no significa que el estado no tenga las herramientas, porque las tiene.”

LA CARTERIZACION

“Por ejemplo, en el servicio móvil, hay una carterización, un oligopolio y el estado nunca dejó que haya más operadores. Desde CATIP luchamos sin éxito para que haya operadores regionales en todo el territorio nacional brindando una alternativa argentina para los argentinos diversificando las inversiones de los emprendedores argentinos que quieren invertir en el país.”

EL FUTURO

“Estudiando las regulaciones mundiales, de cómo es en otros países y otros lugares- después de haberlo hecho con detenimiento desde hace bastante tiempo- me dedico más a mirar cual es la comunicación que quiero para mis hijos y nietos; nosotros tenemos que diseñar una regulación para la Argentina del futuro y dejar de importar modelos que están desarrollados para otros lugares, para otra gente, para otro territorio y otra idiosincrasia, tenemos que mirar lo que tenemos y lo que necesitamos porque no hay mejor negocio para un argentino que otro argentino, no hay mejor negocio para una empresa argentina que venderle a los argentinos, el poderío de este país va a estar desarrollado cuando el estado permita viabilizar las inversiones de los argentinos que vean que en argentina no hay nada mejor que desarrollar comunicaciones.”

Luis Carbonell

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *