5G, LO QUE VIENE EN TENDENCIAS DE 2020

Las cooperativas y pymes de telecomunicaciones son capaces de humanizar la tecnologia y los caminos que se inician con el inicio del 2020. Conforman la idea de un mundo hiperconectado, hiper veloz y altamente democratizante.

Con la próxima generación móvil, la 5G, el crecimiento de dispositivos conectados crecerá exponencialmente como en cada una de las generaciones previas en avances tecnológicos.

El 3G que dio origen a la telefonía celular, tal y como la conocemos y que permitió la diversificación en los contenidos, fue sólo el comienzo de esta travesía tecnológica que implica incorporar la conectividad a cada uno de los ámbitos de nuestra vida y es que se espera un crecimiento exponencial de la cantidad de dispositivos conectados con la incorporación de todo tipo de dispositivos: estamos a pocos pasos de la era del Internet de las Cosas masivo (IoT).

Y es que el número de suscripciones globales de 5G alcance los 2.600 millones en los próximos seis años es ya una realidad impulsada por un fuerte movimiento y un ecosistema 5G en rápido desarrollo que en América Latina se está inaugurando comercialmente en Uruguay.

Somos la próxima generación

En marzo de 2018 el 3GPP, organismo encargado de diseñar los estándares para las redes móviles, completó la especificación de 5G “non standalone” -la versión anclada en LTE- y en septiembre teníamos un primer borrador de la versión independiente de 5G o lo que podríamos llamar la 5G, propiamente dicha. Durante todo el 2019, el organismo trabajó en definir este estándar, cuyo congelamiento se espera para marzo de 2020.

A este trabajo realizado en 3GPP, se suma la identificación de espectro para 5G en el marco de la última Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones (CMR-19), en dónde se identificaron unos 17 GHz de espectro en las bandas 24,25-27,5 GHz, 37-43,5 GHz, 45,5-47 GHz, 47,2-48,2 y 66-71 GHz para servicios móviles, lo que abre el camino para la 5G.

Las primeras noticias de proveedores de servicios de telecomunicaciones con redes 5G llegaron durante 2019 y es que se trata de operadores que en Uruguay están en manos de la compañía Antel que ofrece la primera red comercial en la región.

La evolución de la tecnología lleva ritmos cada vez más vertiginosos, desde abril de 2019 en Corea del Sur el 5G capto más de tres millones de suscripciones móviles y Ericsson proyecta que para 2025 más del 65 por ciento de los datos serán trasmitidos por esta red, datos que crecen en tamaño también exponencialmente.

Las tendencias para el ámbito empresarial

5G se relaciona íntimamente con algunas de las principales tendencias de la industria: nube, inteligencia artificial, computación en el borde de la red, y, por supuesto, IoT. Además es una tecnología que aparece ligada a las nuevas necesidades de un público de alta demanda, como el de los juegos online, que están atentos a capacidades específicas de la red, antes pasadas por alto, como la latencia.

Los temas que las cooperativas y pymes ponen en el tapete frente a esta nueva ola de distribución de contenidos pueden sintetizar en la Hiperautomatización, la Computación al borde de la red (edge computing), la nube distribuida, las experiencias en múltiples dispositivos, la democratización territorial de internet, la automatización de las cosas, la realidad aumentada, las monedas virtuales o blockchain, la transparencia y la trazabilidad junto con la seguridad informática y sobre todo el desarrollo de la inteligencia artificial.

Es imposible pensar en estas tendencias de forma independiente a la 5G. La próxima tecnología móvil funcionará de plataforma para que todas las iniciativas que involucren una o varias de estas tecnologías sean posibles.

La automatización impulsada por Inteligencia Artificial no podría ser realidad sin una red moderna, capaz de entregar capacidades de procesamiento y conectividad masiva para IoT. Además, la red será la encargada de conectar las múltiples nubes (centralizadas y distribuidas) y proveer seguridad para ambientes de múltiples dispositivos conectados.

En las puertas de una nueva generación de redes móviles que promete modificar la forma en que nos comunicamos, trabajamos y nos conectamos con las cosas, las tendencias tecnológicas son claras:

1 El mundo que vendrá a partir de 2020 es un mundo hiperconectado y automatizado, en dónde las máquinas serán capaces de capturar y procesar información de múltiples fuentes y tendrán capacidad para tomar decisiones de forma automática.

2 La tecnología modifica cada cosa a su paso desde tiempos remotos, cada año los saltos son cualitativos y cuantitativos, el sector tiende a acompañar la velocidad de los procedimientos porque el anclaje territorial del que son capaces las cooperativas es difícilmente comparable y altamente democratizante para un mundo en donde la democratización de la información y el acceso de todos a todo parece ser la utopía consagrable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *