FABRICACIÓN LOCAL DE TERMOTANQUES SOLARES

Articulación de las pymes con la estrategia nacional de transición energética. Una oportunidad para la Industria Nacional y la generación de empleo

El miércoles 11, en el marco del Consejo Tecnológico Sectorial en Transición Energética (CTS-TE),  se aprobó por unanimidad el perfil de convocatoria para financiar proyectos estratégicos, a través del Fondo Argentino Sectorial (FONARSEC), orientados a promover la transición energética nacional, validándose de este modo el perfil de una convocatoria que destinará más de mil millones de pesos para potenciar las capacidades científicas, tecnológicas e industriales para promover la diversificación de la matriz energética.

En este marco, se seleccionarán y financiarán proyectos que potencien las capacidades nacionales en distintas líneas de acción estratégicas con foco en las siguientes energías: termosolar, eólica, biocombustibles, litio, hidrógeno, y desarrollo de la tecnología undimotriz.

Dentro de este abanico de soluciones tecnológicas que se enmarcan en la estrategia de descarbonización, la energía termosolar o solar térmica es una de las que sin dudas tiene más futuro en nuestro país.

Los termotanques solares

Esta tecnología fácil de comprender y que básicamente utiliza de manera eficiente el calor producido por la radiación solar,  está al alcance de la industria nacional para el desarrollo de productos con un 100% de insumos de fabricación local, generando así un impacto positivo en la economía del país, en la generación de puestos de trabajo y en el medioambiente, y sin un correlato en la restricción externa (falta de dólares) que podrían traer aparejadas otras tecnologías en su implementación de corto plazo.

Expertos locales, aseguran sin vacilar que es posible el despliegue de un plan de fabricación e instalación de 1.000.000 termotanques solares, tal como fuera propuesto por la Cámara Argentina de Fabricantes de Equipos de Energía Solar Térmica, entre otros. A grandes rasgos, según estas mismas fuentes, la instalación de dicha cuantía de  equipos hogareños permitiría reducir el 55% de las importaciones de gas impactando de manera significativa en la balanza comercial.

Toda la cadena de valor relacionada con la tecnología solar térmica para el calentamiento de agua de uso sanitario tiene un gran impacto en la generación de trabajo y el desarrollo PYME. La fabricación, instalación y mantenimiento de estos equipos puede llevarse a cabo con materiales y mano de obra 100% nacional, lo que no sucede hoy en día con otras tecnologías de energías renovables. 

Ventajas medioambientales

Una vivienda unifamiliar que cuenta con un termotanque solar con un captador de 2 m2, puede contribuir a reducir anualmente la emisión de 1,5 toneladas de CO2 a la atmósfera; un Hotel con capacidad para 400 personas (580 m2 de captadores) puede evitar 128 toneladas de CO2 al año. Los números hablan por si solos.

Es así que podemos afirmar que los sistemas solares térmicos pueden ahorrar entre el 60% al 75% de la energía que es usada en el calentamiento de agua.

Cómo avanzar para alcanzar el objetivo

Los caminos pueden ser múltiples, a mediano plazo, la regulación podría ser el camino, la modificación de códigos de edificación y ordenanzas tendientes promover, o eventualmente obligar, su utilización en nuevas edificaciones; el avance en la calificación energética de las viviendas con impacto en el pago de tasas municipales,  podrían acelerar el crecimiento del mercado de estos artefactos.

Otro camino posible para el lago plazo podría ser también la eliminación progresiva de subsidios a energías originadas con fuentes no renovables, que signifiquen un impacto en los costos, y se estimule la compra de estos equipos de manera indirecta.

Para el corto plazo, el direccionamiento de políticas públicas de subsidio y financiamiento parecen ser la clave, que estimulen del lado de la demanda, con líneas crediticias específicas para la compra e instalación de termotanques solares, y del lado de la oferta, asistiendo la adecuación de instalaciones fabriles que puedan potenciar la fabricación de esta clase de artefactos mejorando la escala y la eficiencia, de modo de lograr productos locales de mayor calidad y a un mejor precio, y protegiendo en su fase incipiente a esta industria de la importación de equipos, hoy subsidiados por el acceso a dólares a valor oficial.

Algunos datos de interés

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial dio a conocer los resultados del Censo Solar Térmico 2020 –período 2019. De dicho censo podemos extraer que se vendieron más del doble de equipos respecto de 2017, entre nacionales e importados. En el año 2019 los equipos importados representaron el 78% del total de equipos instalados en Argentina. Solo en 2019 se comercializaron 57076 metros cuadrados de colectores solares térmicos para agua caliente sanitaria (ACS) -además de 40777 metros cuadrados de colectores plásticos sin cubierta, habitualmente destinados a la climatización de piscinas. El 61% de las instalaciones se realizaron para agua caliente sanitaria domiciliaria, seguidas por un 16% para climatización de piscinas, un 10% para calefacción, un 9% para procesos industriales y un 4% para instalaciones comerciales. Un millón de termotanques solares no es una utopía, es un desafío al que podemos comprometernos todos y hacer un gran aporte a la economía del país y al medio ambiente.

Este es un emprendimiento que apunta al desarrollo integral del país y que impulsa activamente la CGE Metro que preside el CPN Pablo Bressano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *