“ESCUCHARNOS Y COMPLEMENTARNOS EN LOS DISTINTOS NIVELES”

Perspectiva cooperativista

Estuvimos con el Dr.  Antonio Roncoroni quien nos recibió en su hogar. Abordó muchos temas el presidente de la Federación… Hablamos de cómo continúa sumando entidades como el COPITEC HOY a Nuestros Medios. Aquello que Antonio pensó como director de la publicación que nació, en primer lugar, como una apertura de FECOSUR hacia CABASE, se convirtió luego en un espacio de integración y comunicación para otras entidades, que les permite difundir sus novedades y acciones.

Y comenzamos a escucharlo…

Somos directores de un medio oficial de telecomunicaciones y mantenemos vínculo, desde la Federación, con varias cooperativas del país; sin importar que sean chiquitas, grandes, PyMEs, ONGs, Cooperativas de trabajo o de otros servicios… con lo cual veo más que bien que se sumen a Nuestra Revista; le da músculo, fortaleza, hace visible el accionar de parte de los que estamos frente a la trinchera. Cada una viene con el dosaje de lo que significa ella misma.

Ya son varias las entidades amigas que se sumaron a Nuestros Medios…se amplía su variedad temática.

Sí, las cooperativas de FACE son todas principalmente eléctricas, aunque también manejan otros servicios, pero obviamente el nudo que nos junta es el de la comunicación. Los ingenieros de COPITEC que se suman a participar e informar a través del amigo y  presidente Ing.  Miguel Pesado, por ejemplo, lo hacen también con aporte desde las redes.

Entonces, todo esto está cerca de ser la frutillita del postre de tus ideas, de tus principios, verdad?

La frutilla del postre sería poder integrar las telecomunicaciones de Latinoamérica en una misma organización que haga que sigamos luchando para que no haya ningún paisano que no tenga internet en su casa. Debemos discutir y planear cómo unir no sólo a las organizaciones que tienen acceso limitado, sino a los organismos públicos en la CLERTIC.

¿Sería algo así como una OEA que unifique a latinoamericanos y caribeños en las telecomunicaciones y la energía?

El Estado y los privados tenemos nuestras obligaciones, eso hay que tenerlo en claro. La CLERTIC, que yo sueño que habría que armar, sería la representación privada de los más chiquitos en Latinoamérica. Esto no quiere decir que lo hagamos en contra del Estado, sino que interactuamos con el Estado para poder crecer prestando los servicios. Aquí se juntarían las cooperativas eléctricas con las telefónicas y las de otros servicios de Argentina con las PyMEs de Chile, de Dominicana, de Cuba, pero no los intereses del desarrollo de los servicios de telecomunicación.

¿Sabés lo que implica una lamparita en un ranchito en el interior del Interior, que haya luz o conectividad?

No termino nunca de hablar de la parte eléctrica porque mi amigo Pipo (Álvarez) es a quien yo sigo y acompaño en estas definiciones. Me reconozco como un dirigente limitado desde el punto de vista de la energía y en el desarrollo de este servicio. Sería un atrevimiento al que no incurriré. Son servicios distintos que se juntan y necesitan.

Por su parte, Pipo, Jorge Espinosa y otros dirigentes de FACE tienen como una reciprocidad en cuanto al respeto y conocimiento del tema TICs contigo…

Soy amigo de Pipo, fundamentalmente, por lo que él hace que es en definitiva defender los intereses de lo que representamos, lo que incluye al socio. Cuando un usuario no tiene internet, estamos fracasando. Al no dar dónde hay menos negocios, más dificultad económica y geográfica. Latinoamérica tiene muchas dificultades geográficas, de falta de acceso a servicio de cloacas, de gas y, obviamente, de telecomunicaciones.

Antonio, ¿cómo ves a FECOSUR y a la situación actual en la Argentina?

La Federación crece y no es casualidad. Debemos escucharnos y complementarnos en todos los niveles, sin distinción entre países y formas de operar. FECOSUR escucha, se informa, orienta a sus entidades asociadas como lo ha hecho siempre y cada una tiene los elementos necesarios para adoptar las medidas que más se acomoden a sus particularidades.

Nos hermanarnos con la industria, siendo parte de ella. El Covid hizo que nuestro sector se convirtiera en brazo ejecutor del comercio, la salud, la educación, del quehacer social. En las telecomunicaciones no puede haber disenso, porque para comunicar y trasladar datos de un lado tienen que recibirlo del otro. Esto hace que una cosa que tanto necesitamos ocurra fácilmente. Estamos absolutamente convencidos de que las telecomunicaciones en sí mismas son una industria que necesita discutir y encontrar puntos comunes.

Antonio Roncoroni con sus ojos puestos en el horizonte playero gesellino… analiza y reflexiona sobre el presente de la industria y los pasos que quedan por tomar.

Por favor, ¿podrías  enumerar alguna de las necesidades comunes a las que te referís?

Una es la previsibilidad. Esta permite planear lo que vamos a hacer en el futuro. Y quienes prestan servicios o los que fabrican cosas, la necesitan. Con esta podremos dar mucho más de lo que ya venimos dando. Hoy internet se convirtió en la vedette, porque ¿a quién se le ocurriría pensar un mundo sin conectividad?

La actividad privada tiene sus responsabilidades y el Estado es regulador y prestador de servicio. Como regulador posee la obligación de fomentar a las telecomunicaciones para que crezca más rápido su PBI junto con la industria, el comercio, el trabajo, la educación, la salud y el desarrollo de la sociedad. Aunque, este Estado que tiene una red importantísima de fibra óptica, debería dejarla a disposición de la actividad privada para que llegue a todos. Digo esto porque otra de las cosas que descubrimos en esta discusión entre las cooperativas telefónicas, los industriales y las PyMEs es que se gravan con impuestos mucho más altos a los nacionales que a los de vienen de afuera. Debería haber condiciones iguales, es decir, que deban habilitar sus plataformas acá, pagar ganancias, servicio universal e IVA. La recaudación de esto permitiría que esa frazada corta que tenemos, cubra a cada argentino. Si bien entendemos claramente la necesidad del decreto 690 que sacó el presidente cuando congeló las tarifas, la realidad es que esto sirve para un momento. No se pueden prestar servicios por debajo del costo. Insisto en que se debe subsidiar la demanda y trabajar por una distribución de la riqueza más equitativa.

Si generamos la inversión a partir de la previsibilidad y ponemos en funcionamiento la internet para cada cual lo que va a pasar es que la sustitución de la industria por las cosas que tenemos que traer de importado van a ser posibles por volumen por industriales nacionales. Necesitamos un plan de utilización de un espectro razonable que nos involucre y que respete la inversión que ya existe, porque no podemos pasarnos soñando toda la vida que lo mejor viene del exterior. Acá hay mucha gente que trabaja de manera nacional e internacional, que lo hace con solvencia y que lo único que necesita es que respeten su trabajo y lo ayuden a crecer.

¡Qué importante es trabajar en equipo y sumar lo valioso de cada uno para obtener un crecimiento superador! Es una de las metas que quisiéramos conseguir mediante el funcionamiento de la CLERTIC. A mí me interesa que la República Argentina tenga conectividad, así como que nuestros compatriotas latinoamericanos y caribeños, tengan igual oportunidad. Esto no quedará en un simple deseo.

Debemos continuar dándole forma en el encuentro presencial y virtual que en abril  tendrá lugar acá en Villa Gesell. Será un gusto ser anfitrión del Evento Zonal que congregará a dirigentes argentinos y del exterior y que de alguna manera comenzará a darle forma orgánica y primeras autoridades provisorias a la Conferencia Latinoamericana y Caribeña de la Energía y Telecomunicaciones Rurales  – Tecnología de la Información y Comunicación. Confío en que haremos grandes cosas.

Luis Daniel Carbonell

Una charla/entrevista entre el director y responsable político de Nuestros Medios y su realizador. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *