ATÍPICA REUNIÓN DE CONSEJO

Las Cooperativas y Pymes integrantes del Consejo de Administración de FECOSUR realizaron su habitual encuentro regular en forma virtual, con el objetivo primario de transitar el momento actual atendiendo los servicios que coadyuven a cuidar la salud de sus respectivas poblaciones, respetando las normas de los entes regulatorios del sector, tanto en lo tecnológico, lo laboral y comercial, como las recomendaciones de las autoridades de la salud en las respectivas municipalidades, provincias, nación y la OMS.

Una treintena de dirigentes, representantes de otras tantas localidades de distintos puntos del país, escucharon el informe de su presidente, el Dr. Antonio Roncoroni, y abordaron la complicada situación actual en que prestan los servicios fruto del COVID19.

Fue analizada la actividad declarada como esencial y la manera en que pueden las entidades solidarias continuar prestando los servicios a sus usuarios sin llegar al corte de los mismos. Es sabido que las moras son por la incapacidad de trabajar y producir, fruto de las dificultades que trae aparejada la cuarentena a los hogares que no cuentan con los ingresos habituales.

Una de las formas o evaluaciones –de acuerdo a normativas que los distintos escenarios van modificando- fue la de restringir algunos de los servicios, pero no suprimirlos ni cortarlos totalmente.
También se informó de distintos plazos que se le debe dar a los abonados en el pago de las cuotas y la reducción o eliminación de intereses, siempre con el mismo fin de tratar de evitar los cortes, teniendo una actitud solidaria como siempre tienen las cooperativas.

Por principios, dentro de las posibilidades, y para estar en un todo de acuerdo con las Reglamentaciones vigentes se entiende que es preferible que aquellos que no tienen ingresos y se atrasen en los pagos más allá de lo previsto, tengan menos ancho de banda en internet, por ejemplo, a que no tengan nada de conectividad.

Las diferentes alternativas, FECOSUR las está llevando adelante con la entidad hermana FECOTEL, partiendo de que cada Cooperativa y cada localidad tienen diferentes problemáticas y no puede haber una sola respuesta e idéntica para todas.

También se mencionó que sin bien no están abiertas las oficinas de la Federación, la administración de la misma funciona con total normalidad en forma virtual.

Los contactos con los entes oficiales son permanentes y se participa de las comisiones que se van creando para atender los distintos problemas.
En otro orden de cosas se analizó también como ir resolviendo el ingreso a las casas para que los operarios que tienen que realizar alguna instalación o reparación, lo puedan efectivizar. En localidades que si bien integran conglomerados de más de 500.000 habitantes, algunas cooperativas como en Mar del Plata o en Tortuguitas, atienden barios o ciudades con muchos menos habitantes. “Está claro se dijo en la reunión, que si en un hogar hay que llamar al 107 o al número similar que atienda alertas de coronavirus, el teléfono debe andar…”.

Todos estos temas fueron abordados, recomendando el seguir o crear los protocolos de seguridad necesarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *