ARSAT COMPROMETIDA CON EL GÉNERO Y LA DIVERSIDAD

“No podés querer ser, lo que no conocés”

Nuestros medios tuvieron la oportunidad de dialogar con la directora de la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (ArSat), Ing. Anabel Cisneros, sobre teoría y práctica de género en el espacio público y privado de nuestro país.

Siempre me preocupó e interesó humana y periodísticamente el tema de género y, recientemente, el Dr. Antonio Roncoroni sugirió que lo hable contigo. Vos como ingeniera y funcionaria de ArSat ¿qué estrategias crees que se pueden hacer para terminar con la discriminación?

Te cuento que hay una brecha muy grande en ingeniería. Tan sólo un 20% de mujeres ingresan a la carrera. Eso hace que después en el mundo laboral, a su vez, se inserten muchas menos.

El año pasado desde ArSat empezamos a trabajar en un Programa de género y diversidad con la idea de fomentar algunas actividades o iniciativas internas para expandirlas también a otras empresas del sector público y del sector privado, porque, en definitiva, comparten estas cuestiones. Ahí fue que nos encontramos con una mesa bastante amplia de empresas que ya vienen implementado distintos programas. Te hablo de empresas como Google, Facebook, Amazon, Globant, las mismas operadoras Telecom, Telefónica y Claro y, otras que se han ido sumando como Microsoft y Nokia que les pasa un poco lo mismo con las carreras de ingeniería, matemáticas y ciencias. Además, muy pocas de esas mujeres que conforman la planta de dichas compañías, acceden a posiciones de liderazgo o jerárquicas, por lo que es una problemática bastante transversal del sector en general.

El año pasado hicimos un curso de posgrado con temática específica en ingeniería y telecomunicaciones para mujeres que trabajan en diferentes áreas de la empresa. Hicimos un convenio con la Universidad de Avellaneda (UNDAV), mediante el cual becamos a 8 mujeres que se presentaron para realizar el curso. La verdad que a todas les fue muy bien y hacía muchos años que no tenían acceso a capacitaciones específicas de su tarea cotidiana.

Durante el verano, junto a FOETRA, hicimos un curso de fibra óptica para toda la empresa y hubo un módulo destinado exclusivamente a las mujeres. Este fue dictado por la Ing. Rotela que además de ser especialista en redes de fibra óptica, forma parte del Ejército Argentino, por lo que es doblemente valorable su producción.

Después se dispusieron de mateadas virtuales con la ministra de género de la provincia de Buenos Aires y conversatorios con el Ministerio de género y diversidad de la Nación. Empezamos a trabajar internamente con Recursos Humanos y el gremio sobre un protocolo contra violencia de género. Asimismo, relevamos e hicimos estadísticas con Recursos humanos de las mujeres que forman parte de la empresa, de la paridad en los ingresos y sus lugares jerárquicos en vísperas de implementar o de concursar determinadas posiciones a lo largo de este año.

Ese fue todo el recorrido que hicimos el año pasado en el que la mayoría de las iniciativas las tuvimos que hacer en el entorno de la virtualidad y eso dificultó muchas cosas. Nos hubiera gustado hacer mucho más, pero a raíz de estas iniciativas armamos un Programa de género y diversidad que tiene 3 ejes de trabajo: conocer, inspirar y actuar. El eje conocer tiene que ver con la formulación de estadísticas para entender cuál es la situación de ArSat internamente respecto al tema de género. A través del segundo eje, inspirar, armamos cápsulas de determinadas temáticas donde mujeres participaron con podcast que Arsat hace, produce y disponibiliza. También invitamos a nuestras profesionales a sumarse a mesas de discusión que históricamente era para referentes masculinos. Para eso dialogamos con las gerencias para que implementen un balance en la convocatoria y participación de seminarios, eventos o cursos de capacitación. El último eje se denominó actuar.

Cabe aclarar que con esos centros armamos el programa y lo presentamos al presidente de ArSat. Luego de que fue aprobado en el directorio se estableció como una cuestión institucional, no algo de una única vez. Esta pequeña iniciativa fue creciendo y la presentamos a la Secretaría de Innovación pública y empezamos a trabajar en un proyecto superador. Así surgió el Centro Nacional de géneros en tecnología que fue anunciado el pasado 6 de abril en la Casa Rosada, fecha en la que se conmemora el Día Internacional de las Niñas en las Tecnologías de la Información y la Comunicación, iniciativa dispuesta por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) de la ONU a la que Argentina se suma y apoya hace años para promover las carreras de sistemas, ciencias y tecnologías. Ya hemos hecho la primera mesa de trabajo con el sector público y privado, donde se establecieron las bases y los pilares de la propuesta para el ámbito de la Secretaría de Innovación Pública y la coordinación operativa de nuestro Programa de género. Así que ya tenemos carta de adhesión de muchas empresas.

En breve vamos a estar anunciando el primer programa de becas que tiene como eje tres temáticas: espectro radioeléctrico y 5ª generación, inteligencia artificial y data mining. Ese va a ser el primer programa. Asimismo, estamos analizando otras propuestas a desarrollarse junto al sector privado que más tarde anunciaremos. Este programa de capacitación será federal con sedes en las universidades del país que también se proyecta para profesoras de carreras tecnológicas que requieran informarse y certificarse en estos temas.

Para ir terminando y no abusar de tu tiempo. Sin caer en los extremos del machismo y del feminismo ¿qué acciones te parecen podrían efectivizarse para que se armonicen los géneros dentro del marco de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS)?

Hay distintas acciones y tienen que ver también con los rangos etarios y socioeconómicos. Nosotros estamos pensando en algunas iniciativas que son para niños y jóvenes, porque hay que generar inspiración y mostrarles algunas cuestiones concretas que tienen que ver con el desarrollo de estas carreras. Nosotros siempre repetimos que “vos no podés querer ser, lo que no conocés y la verdad es que a las nuevas generaciones les falta visibilizar nuevos referentes y perfiles. Así que estamos trabajando en actividades que van desde robótica para niños hasta programación muy sencilla para fomentar desde el interés a estas carreras que no suelen ser tan atractivas a la hora de estudiar, porque están vistas como largas, difíciles y la verdad es que el sistema educativo de las TICs también ha cambiado mucho. Por eso queremos hacer acciones concretas para ellos.

La ing. Anabel Cisneros compartió detalles sobre la estrategia asumida por ArSat en materia de género y diversidad.           

También tenemos actividades para el segmento universitario, donde hay pocas mujeres y les cuesta mucho, quizás, finalizar las carreras por capacitación o por cuestiones culturales de cuidado y demás. Y, queremos implementar acciones que tengan que ver con ayudarlas a perfeccionarse en cuestiones específicas con una salida laboral más rápida. Lo mismo sucede con las profesionales que forman parte de empresas, de cooperativas o de PyMEs TICs. Así que también vamos a disponibilizar de herramientas específicas y protocolos, haciendo fuerte hincapié en la capacitación y formación.

Muchas gracias por esta entrevista y estamos en contacto para lo que necesiten.

Estamos firmando un convenio con FECOSUR, pero esperaremos a darlo a conocer cuando sus autoridades lo estimen conveniente…

LDC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *