ARANCELES ADUANEROS

Estados Unidos podría imponer aranceles aduaneros a los países que apliquen impuestos a empresas como Netflix, Facebook  y Amazon.

La administración del presidente estadounidense Donald Trump considera establecer un impuesto a los servicios digitales proporcionados por empresas como Amazon, Netflix y Facebook, lo que podría resultar en aranceles aduaneros para los productos de esos países que ingresen a los Estados Unidos.

La propuesta es apoyada por empresarios y cámaras del sector tecnológico estadounidense, pero la esperanza de quienes están a favor del impuesto es que el inconveniente pueda dirimir con un acuerdo multilateral a través de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) para evitar mayores tensiones comerciales a nivel global.

Desde el lado Argentino uno de los reclamos y demandas constantes del sector cooperativo de telecomunicaciones plantea que el uso de las redes y la estructura de estas empresas de contenidos no tributan en Argentina y mucho menos rinden económicamente a las cooperativas que transmiten estos contenidos.

En diciembre pasado el Dr Antonio Roncoroni se había explayado al respecto en NUESTRA REVISTA: “No es nuevo para estas entidades solidarias el llamado de atención a la competencia desleal en cuanto a generación y distribución de contenidos con respecto a las empresas multinacionales de plataformas. Las plataformas y su modelo económico no solo no genera trabajo sino que tampoco invierten en infraestructura algo que si hacen localmente las empresas cooperativas de servicios. Las mismas que llegan al interior del Interior donde muchas de las grandes empresas no llegan con sus servicios porque no les resulta rentable.” la nota completa al respecto la encuentra en este link: https://nuestrarevista.com.ar/fecosur-aplaude-los-cargos-impositivos-a-empresas-extranjeras/

La investigación norteamericana es conducida por la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos, indaga las posturas de Austria, India, Indonesia, Italia y Turquía, que adoptaron el impuesto. 

Las compañías que más se ven afectadas por este tipo de impuesto son los gigantes estadounidenses como Amazon, Apple, Facebook, Google y Microsoft, pero algunas de las propuestas podrían aplicar a cualquier gran empresa que hace negocios en Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *