«LA VIDA CON UN SÓLO TIPO DE ENERGÍA, ES UN DESPROPÓSITO»

CALF en Un tramo de montañas

El Ing. Carlos Ciapponi, presidente de CALF, no pudo participar de la totalidad del 3er.  Evento Zonal auspiciado por la CLERTIC debido a superposición de compromisos laborales  -durante el transcurso del mismo fue convocado por una alta autoridad gubernamental- aunque nos hizo llegar un mensaje, el cual compartimos a continuación:

«Energías limpias y vidas lentas. El mundo está cambiando y tenemos que comprender esos cambios en términos de energía. Año tras año la sociedad busca hacer las cosas de manera más eficiente. Es una actitud de superación que propone innovar y encontrarnos con nuevas y mejores maneras de llevar a cabo una tarea. La naturaleza, diariamente, nos envía mensajes claros de que debemos actuar con responsabilidad y tomando conciencia de su cuidado. Se nos presenta una enorme oportunidad. Entiendan que se vienen grandes cambios, que son muy difíciles y que nos pondrán a prueba como sociedad. No es necesario, según creo, ocupar un lugar en algún gobierno. Debemos tener la capacidad, desde el lugar que sea, de promover transformaciones para reducir y, si es posible, evitar la crisis de la sociedad como tal.

Hay una demanda actual, no sólo en nuestro país sino en el mundo, para desarrollar y utilizar cada día más energía sostenible. Es decir, usar la energía en función de las necesidades que tenemos hoy, sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades. Contemplando también el impacto económico y social y cultural que implica el uso de esa energía. La sostenibilidad pasa a ser protagonista en la selección del tipo de energía que se elige, que se utiliza. Por sólo citar un ejemplo a la hora de comprar un auto las personas se deciden cada día más por los autos eléctricos que tienen un menor impacto ambiental. En un país como el nuestro, en una provincia como la nuestra, vincular la vida con un sólo tipo de energía es un despropósito. Neuquén es bendecida con los combustibles fósiles que nos permiten el desarrollo constante y pujante que ya conocemos, pero también tiene potencial para energías menos tradicionales como la eólica con el parque de vientos neuquinos o la solar que puede implementarse bien en cada domicilio.

A partir del avance de la tecnología, esto hace que tenga cada vez menor costo para ser implementadas y que, al mismo tiempo, puedan ser más utilizadas, ganando protagonismo en la matriz energética mundial y nacional día a día. Es una oportunidad para fundar vidas más seguras, dónde las personas tengan menos miedo. Para fundar vidas más lentas, dónde su ritmo no sea permanentemente inhumano. Así tendremos tiempo para las cosas que verdaderamente nos hacen felices y humanos. Tiempo para una verdad más humilde, más de día a día, más humana y compartida. Una verdad que dé barricada a la injusticia, dé canto de amor para la tierra. Lindo desafío el conectar con una sensibilidad ecológica y social. Este es un tema para introducir y generar acciones ya. No como una preocupación genérica de lo que debe ser. Acciones y herramientas para el presente con foco en la justicia social con transformación ecológica, con voz diciendo que el ecologismo, energía sostenible no es un tema sólo para los buenos tiempos, lo es muchísimo más en estos tiempos de miedo, de destrucción social y de permanente amenaza de aquellos a los que no les importa el otro y hacen de la mezquindad un culto. El ecologismo político va a ser la reconstrucción de la comunidad, vinculándose a la tierra, a lo cercano, a lo lento, al amor por cuidarnos, de vivir vidas plenas, sin dejarnos condicionar por los reaccionarios. Fundando entre todos, juntos, una alternativa democrática con justicia social, con nombre propio. El ecologismo propio y no sé puede hablar de ambientalismo sin abordar el tema de la pobreza».

Ing. Carlos Ciapponi,presidente de CALF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *